Conapach cuestionó plazo que tiene Mesa del Lobo Marino para enfrentar problemática

Conapach cuestionó plazo que tiene Mesa del Lobo Marino para enfrentar problemática

925
0
Compartir

En su exposición, el presidente de la Confederación Nacional, Oscar Espinoza, consideró que los 90 días que durará la instancia resolutiva es poco tiempo comparado con la real dimensión de la crisis que vive la pesca artesanal por causa del lobo, por lo cual considera la iniciativa fue conformada para responder a los requerimientos del tratado internacional con la ORP_PS, más que querer solucionar un problema que afecta a miles de pescadores artesanales en todo Chile.

En la 5ta sesión de la denominada Mesa del Lobo Marino, convocada por la Subsecretaria de pesca y realizada en Valparaíso el pasado viernes, el presidente de Conapach, Oscar Espinoza, sostuvo que el plazo de 90 días que durará la Mesa es insuficiente para dar soluciones a la pesca artesanal respecto de la dañina interacción del mamífero con la actividad.

Según señaló, este hecho hace pensar al sector artesanal, que la propuesta del gobierno sólo quiere responder a los requerimientos que tiene Chile respecto al tratado internacional que se mantiene con la ORP-PS  (Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur), más que querer solucionar un problema histórico que afecta a la pesca artesanal en general y que debería ser tratado por macrozonas y por pesquerías.

En la oportunidad, reiteró la necesidad de que la Mesa del Lobo Marino cuente con participación directa y permanente de representantes del sector en lo que queda del proceso, donde ya se tiene decidido la realización de un concurso a nivel nacional, pero del cual se desconoce los requisitos, los procesos de selección y el jurado, entre otros aspectos, donde estaría faltando programas y fondos estatales para enfrentar las pérdidas materiales que genera el lobo en la faenas de pesca.

Por su parte, el biólogo marino, Pablo Pérez, presentó un proyecto trabajado en conjunto con la Conapach, que permitiría ahuyentar los lobos marinos mediante frecuencias sonoras; proyecto que mostró acompañando con las estadísticas disponibles en materia de la población de lobos marinos y su crecimiento en las costas de Chile.

“En esta mesa, se está analizando la interacción del Lobo Marino desde el punto de vista de la pesquería de la Merluza Austral y se está olvidando que el problema es general, que existe en todo el país y que hace competir al pescador artesanal con el mamífero por los recursos, lo que termina en graves pérdidas económicas y materiales para el sector artesanal”, enfatizó Espinoza.

Y agregó, “por eso pensamos que el trabajo se está haciendo en un muy breve plazo, sin tomar en cuenta las múltiples aristas que inciden en la interacción.  Además, tenemos que dejar en claro que no estamos en contra de la especie, ni por la creación de una nueva pesquería sino que se implementen soluciones reales con participación de los verdaderos actores, que están sufriendo el deterioro de sus artes de pesca y el hundimiento de sus embarcaciones”.