Inicio Noticias Diputados de distintos partidos adhieren al retiro del proyecto que vincula al...

Diputados de distintos partidos adhieren al retiro del proyecto que vincula al sector pesquero con el ministerio de Agricultura

310
0
Imagen de archivo

Los parlamentarios se comprometieron a desestimar en sala la iniciativa legal que traslada la Subsecretaría de Pesca al nuevo Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural y a conseguir nuevos apoyos para su retiro definitivo.

Con la amplia participación de pescadores artesanales de distintas Federaciones y Confederaciones a nivel nacional y en representación de todas las regiones, se han realizado diversas reuniones a las que han accedido diputados de todas las bancadas, para analizar el escenario del proyecto de ley que traspasa el sector pesquero desde el Ministerio de Economía al nuevo Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural.

En las reuniones, los dirigentes han sido enfáticos en señalar que están trabajando de manera transversal al interior del gremio, sin importar diferencias políticas y sectoriales, para manifestar la unidad y el rechazo frente a la imposición del gobierno de hacerlos formar parte de un ministerio que no refleja el principal anhelo del sector por décadas, que es contar con su propio Ministerio del Mar.

En este contexto, se ha señalado que existe preocupación por la forma que el ejecutivo ha conducido un proyecto que no ha sido socializado ni consensuado entre los actores incumbentes, no solo para quienes forman parte de la pesca artesanal sino que con ninguno de los sectores implicados, como son los gremios forestal y agrícola, así como de distintas organizaciones académicas y de la sociedad civil ligadas a los mismos.

Además, los dirigentes señalaron que están en desacuerdo con que el ministro de Agricultura, Antonio Walker, tome como ejemplo las realidades de otros países para justificar el cambio de la institucionalidad chilena, asegurando que muchos de ellos no son comparables en la medida que la pesca no tienen la misma relevancia que tiene para Chile en el ámbito económico y social. 

Del mismo modo, señalan que es importante para la actividad pesquera, así como para toda las áreas que se desarrollan en el mar, contar con una estrategia marítima integral, que cuente con un Ministerio que abarque todas las esferas, tanto en el aspecto económico, como del transporte marítimo, de la Armada y las diversas actividades turísticas, deportivas y afines que se desarrollan a lo largo de la gran costa que posee el país.

Los dirigentes coincidieron en decir que el gobierno ha provocado un milagro al interior del sector pesquero artesanal, que es unir a las distintas posiciones políticas para ir en contra del ingreso de pesca al nuevo Ministerio de Agricultura y a favor de la creación de un Ministerio del Mar, agradeciendo la tribuna de los diputados que han accedido a reunirse y apoyar la causa que los mantiene unidos.

A lo expuesto por los pescadores artesanales, la mayoría de los parlamentarios que se han hecho presentes, hicieron un pequeño análisis personal sobre el futuro del proyecto, aduciendo a que la iniciativa legal no cuenta con viabilidad política, porque no ha existido una sociabilización de la misma, ni trabajo prelegislativo que lo sustente.

En ese sentido, Fuad Chain, presidente de la DC, consideró que un proyecto estratégico de esta envergadura no es posible si no existe un acuerdo por parte de los distintos gremios e instó a sus pares a comenzar a trabajar en un borrador para instalar el tema de la creación de un Ministerio del Mar.

En este sentido, Iván Flores, diputado DC perteneciente a la Comisión de Pesca, señaló que este gobierno les ha enseñado mucho en cuanto a cómo se puede estar en desconexión total con la realidad del país, no solo en lo referido a la creación de este nuevo ministerio, sino que desde un mal manejo generalizado, llámese del control de la pandemia, del estallido social, del conflicto con los camioneros, entre otros.

Flores fue tajante al indicar que la creación del nuevo Ministerio es un proyecto que distrae respecto de las verdaderas y urgentes necesidades del país en medio de una pandemia, donde se prevé desabastecimiento y una mala producción general a nivel nacional, debido a un abandono total de los distintos sectores productivos nacionales por parte de los últimos gobiernos.

En la misma línea, Gabriel Ascencio (DC), miembro también de la Comisión de Pesca, se comprometió a rechazar el proyecto como una mirada general de la Democracia Cristiana, por considerar que no hay razones suficientes para aprobar la iniciativa, dichos a los que se unieron sus compañeros de bancada, la diputada Joanna Pérez y Jorge Sabag, presidente de la Comisión de Agricultura.

En el mismo tenor, aunque en una reunión distinta, la diputada socialista, Jenny Alvarez, manifestó la sorpresa que se llevaron distintos parlamentarios pertenecientes a la Comisión de Agricultura, al enterarse de la suma urgencia que traía el proyecto, teniendo en cuenta que nunca antes había oído hablar de la iniciativa, ni de su necesidad, habiendo sido parte de la Comisión de Pesca por largo tiempo. 

De este modo, la parlamentaria considera que la unión del sector artesanal es indispensable para avanzar en el rechazo definitivo de la iniciativa en la Cámara de Diputados, para lo cual hace falta un total de 88 votos en contra para retirar la propuesta, lo que exige un trabajo parlamentario aún más fuerte y de parte de los propios pescadores para difundir su oposición a la medida.

Por otra parte, el diputado socialista, Jaime Tohá, quien también accedió a la invitación realizada por los pescadores, destacó la adecuada utilización del concepto de interés marítimo nacional aludida por los dirigentes y ausente en el actual proyecto, término que resulta indispensable a la hora de hablar sobre la cantidad de costas que posee Chile en sus territorios insulares y continentales, otorgándole además una relevancia de carácter social, cultural, de transporte marítimo y de defensa, estratégicos para Chile en los tiempos que vienen.

Al mismo tiempo, el parlamentario por la región del Biobío, consideró como un mal proyecto el presentado por el ejecutivo, calificándolo como una acción inconsulta y precipitada, en cuanto a que no recoge las expectativas ni del sector pesquero ni del forestal, en relación a la insignificancia que se le otorga al interior de la nueva institución, asegurando que en ambas actividades productivas existe un rechazo generalizado a ser parte de la iniciativa.  

Asimismo, Tohá sugirió a los pescadores que eleven el tema del Ministerio del Mar para ser incorporado en el programa de gobierno del próximo Presidente de la República, así como difundir el concepto de intereses marítimos nacionales como relevantes para ser contemplados en la nueva constitución, como una materia prioritaria para la subsistencia humana y de utilidad general para la nación. 

Cabe destacar que a las reuniones convocadas por el sector pesquero artesanal nacional, han asistido además los parlamentarios: Bernardo Berger (RN), Marcos Ilabaca (PS), Patricio Rosas (PS), Pedro Pablo Álvarez (UDI), Boris Barrera (PC), Camila Rojas (P. Comunes), Francisco Undurraga (Evopoli), Jorge Brito (RD), Pablo Prieto (RN); Gastón Saavedra (PS), Leonidas Romero (RN), Fernando Meza (PR), Miguel Mellado (RN), Ricardo Celis (PPD), Javier Hernandez (UDI), Rodrigo Gonzalez (PPD), Luis Rocafull (PS) y Rene Manuel García (RN).

En síntesis, ha habido un acuerdo general entre pescadores y parlamentarios de negarse a los cambios institucionales estructurales que propone el gobierno en tiempos de pandemia y sin participación antelada, con miras a trabajar en conjunto para que  sea la Cámara de Diputados la que eche abajo el proyecto.

Los dirigentes han programado para los próximos días reuniones con distintas autoridades, entre ellas, el senador por la región de Valparaíso, Francisco Chahuan (RN) y la diputada Alejandra Sepúlveda, miembro del partido Federación Regionalista Verde Social por la región de O’Higgins  y miembro de la comisión de Agricultura, para continuar trabajando en el propósito que le es común a todos los pescadores de Chile.