Proyecto de Modernización del Sernapesca busca la captura de una “especie objetivo”...

Proyecto de Modernización del Sernapesca busca la captura de una “especie objetivo” pero amenaza con capturar solo “fauna acompañante”

819
0
Compartir

Por Cesar Jorquera, director de Conapach *

jorqueracesarEste es un proyecto doble, con la modernización y mayor financiamiento para el Sernapesca, por una parte, pero a la vez, con la primera y clara modificación a la Ley de Pesca, solo en materia de fiscalización y sanciones para los armadores, patrones, tripulantes, flotas, elaboradores y transportistas.

Para los que no entiendan a que nos referimos con el encabezado aquí va la explicación:

La tan bullada incautación de harina de pescado por parte de Sernapesca desde una planta de la región del Biobío el año pasado, donde hubo una gran cobertura mediática, finalmente quedó con una sanción mínima e irrisoria por parte de la justicia para una empresa, que finalmente no pudo acreditar el origen del total de su harina de pescado elaborada.

Esta empresa o cualquiera de las otras 7 elaboradoras de harina de pescado que no acrediten el origen de sus materias primas serían lo que denominamos “Especie Objetivo”. Y ¿quiénes serían la Fauna Acompañante? Nosotros, los pescadores artesanales.

El ejecutivo puede elaborar cualquier proyecto de ley, pero es función de los parlamentarios y especialmente de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, analizar en profundidad los efectos colaterales que un nuevo cuerpo legal va a generar. Hay parlamentarios de nuestra región en esa comisión, hay un diputado pescador incluso. ¿Cómo nadie va a tener la capacidad de darse cuenta del negativo impacto que traerá a la gran mayoría de pescadores artesanales este proyecto?

Somos claros en manifestar que no nos oponemos a combatir la pesca ilegal, pero en nuestro caso particular y me refiero a los pelágicos del Biobío, el Estado está llevando a cabo un proyecto de ley sin antes resolver problemas históricos de las pesquerías de Sardina Común y Anchoveta.

A modo de ejemplo sólo unas cuantas, las que sin duda dejarán ampliamente expuesta a la Pesca Artesanal de caer en la posible causal de “Pesca Ilegal” sólo porque la Subpesca no ha sabido resolver estos problemas que se vienen generando hace varios años en donde solo se han dado soluciones de parche:

  1. Manejo Unificado de Pesquerías: En abril del 2017 se terminará el famoso Programa de Monitoreo de Descarte. Inmediatamente se generará el 3×1 entre Sardina Común y Anchoveta. Si consideramos que hoy en nuestra región se ha incrementado la biomasa de Anchoveta lo que de seguro vamos a enfrentar serán 2 escenarios: que se descarte pesca en el mar o que las lanchas terminen por capturar más cuota de Anchoveta. En ambos casos podrían ser acusados de Pesca Ilegal con unas multas realmente impagables por parte de nuestro sector, sobretodo leyendo que el proyecto hace hincapié en recursos sobrexplotados, categoría de la que es parte la Anchoveta, que nosotros capturamos junto a la Sardina.
  2. Porcentajes Establecidos Como Fauna Acompañante: El último decreto que establece los porcentajes de Fauna Acompañante es realmente insuficiente en muchas pesquerías y por otra parte no considera como tal recursos que históricamente hemos capturado los pelágicos artesanales. A modo de ejemplo no se establece porcentaje sobre el recurso sierra, hay un porcentaje muy bajo permitido para la captura de jibia. Ni pensar en el jurel, este año una vez capturada la cuota anual artesanal regional de jurel en 15 días, sucedió algo tan raro como que la autoridad permitía capturar solo a los artesanales cerqueros que no tenían inscrito el recurso jurel, mientras que los que sí tenían permiso se les prohibía la captura incluso como fauna acompañante.
  3. Acceso a Zonas Contiguas: Recién este mes hay indicios de voluntad por parte de la Subsecretaría de querer hacer algo al respecto, pero la verdad es que el Estado nunca ha sido garante en algo que está consagrado en la Ley de Pesca.
  4. Ley de Descarte: Aun no existe y suponemos que no la habrá mientras no termine el Programa de Monitoreo de Descarte. Esperamos ser partícipes de la elaboración de ese proyecto ya que estará dirigida principalmente a restringir aún más la pesca artesanal.
  5. Plan de Manejo. Aún no sabemos del Plan de Manejo de las Pesquerías de Sardina Común y Anchoveta. Se supone que nuestro flamante Comité de Manejo cumpliría un rol fundamental en la elaboración y aprobación de este tan anunciado Plan de Manejo, pero la verdad es que la inmensa mayoría de los artesanales dedicados a estas pesquerías no tienen idea en que va a terminar dicho plan.
  6. Operación Macrozonal: Este año, dado el fuerte evento del Niño, todos hemos sido testigos de cómo los recursos pelágicos se ubicaron al sur de la Isla Mocha, impidiendo la operación de la flota cerquera artesanal de la región del Biobío por la regionalización exclusiva de la Pesca Artesanal. Esto gatilló una baja considerable da mano de obra activa, lo que produjo que muchos de los tripulantes al ver que sus naves no podían por ley acceder a sus caladeros históricos, terminaron migrando a otras regiones a buscar “bancada”, convirtiéndose en “pescadores piratas”, porque esta misma ley les impide realizar su actividad de pescador artesanal en otra región que no sea la de su inscripción original, teniendo que esperar 3 años de residencia en esa otra región para recién ahí poder inscribirse en Sernapesca y poder pescar.

Al final este año los armadores artesanales terminaron traspasando gran parte de la cuota regional a las regiones del sur, tanto para suplir en parte el mal año económico, así como por la constante presión de la misma industria pesquera con las cuales los armadores artesanales tienen contratos.

  1. Instalación de Salmoneras en la Región del Biobío: El mismo Estado chileno está llevando a cabo un plan estratégico para la instalación de salmoneras en todo el borde costero de nuestra región. Es cosa de recordar el reciente escape de más de 100 mil salmones en la Región de Magallanes. Sin duda esto afectará el delicado equilibrio del ecosistema marino de esa región. Pero para los pescadores artesanales eso no es todo, a la expropiación gratuita de nuestros caladeros de pesca se sumará la consabida carga contaminante de una actividad a todas luces insustentable, se suma el inminente peligro del escape de ejemplares no endémicos en nuestras aguas. Si miramos con detenimiento la captura de “salmones escapados” por parte de los artesanales también está prohibido, por lo que tenemos razones fundadas para pensar que ese hecho también será considerado como pesca ilegal.

En resumen hay muchos temas pendientes  por parte de la autoridad pesquera, los que sin duda deben ser resueltos antes de elaborar un proyecto como este, de lo contrario todos ellos pueden ser caldo de cultivo para gatillar una eventual ilegalidad en la captura de nuestros recursos.

La modernización de Sernapesca es urgente y debe hacerse ahora ya, pero no podemos aceptar que por una cosa necesaria terminemos aceptando lo otro, con tantos temas pendientes por resolver.

El llamado al Gobierno es que le pegue una vuelta y analice la opción de dividir este proyecto presentándolo por separado y así ellos mismos tendrán tiempo para trabajar en la solución de los puntos pendientes, los que a todas luces, de no resolverse, nos dejarán extremadamente expuestos a sanciones verdaderamente impagables por parte de la gran mayoría de nuestro sector. De lo contrario, con esta ley terminará pasando lo que indicamos al inicio “por querer hacer una pesca objetivo, terminarán pescando pura fauna acompañante” simulando hacer una ley para atacar a los poderosos, pero a la hora de aplicar las sanciones se empecinarán una vez más solo en la Pesca Artesanal.

Por último, una reflexión: Aún recordamos a la Presidenta Bachelet cuando dijo “vamos a revisar la Ley de Pesca”, pues bien, esta es la primera gran modificación a esta ley y paradójicamente apunta a reforzarla aún más.  #CosasDeLosPoliticos

 

*César Jorquera M.

Presidente AG Pescadores Artesanales de San Vicente.

Talcahuano. Región del Biobío.

Director Nacional Conapach.

30 de julio 2016