Evaluación de la Crisis por Marea Roja en la Región de Los...

Evaluación de la Crisis por Marea Roja en la Región de Los Lagos

1067
0
Compartir

La marea roja apareció en la región de los lagos de la mano de las salmoneras

IMG-20160504-WA0000 (1)El 21 de enero el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud de la Región de Los Lagos confirmaron la presencia de Floraciones Algales Nocivas (FAN) del tipo Veneno Amnésico del Molusco (VAM) en los sectores pesqueros de Teupa, Terao, zona sur de Isla Lemuy, Lincay y Detif, en la Provincia de Chiloé, dándose las primeras señales de esta catástrofe ambiental que paralizó la actividad bentónica de la región de Los Lagos.

Marea roja es el término comúnmente utilizado para referirse a las Floraciones Algales Nocivas (FAN), caracterizados por un aumento excesivo en el número de algas microscópicas que producen toxinas que afectan al ser humano y a los animales. Estos compuestos son acumulados en los mariscos.

Ya en esa fecha los pescadores artesanales y mitilicultores apuntaron a la responsabilidad por la propagación de la marea roja al traslado de peces y toxinas en barcos wellboat que traerían aguas contaminadas desde la región de Aysén, solicitando la prohibición de descargas en centros de acopio por el grave riesgo de contaminación de las costas de Quellón y el resto de la región.

“Estamos potenciando el trabajo directo con el Sernapesca en el control de plagas. Pedimos que se regule de mejor manera y calidad, y que además se elimine el traslado de salmones a través de wellboats desde la Región de Aysén a la Región de Los Lagos”, puntualizó Marcos Salas, presidente del Sindicato de Pescadores Artesanales de Quellón y director de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach). Además, agregó que es “urgente evitar fuentes de contaminación y un control más exhaustivos de los centros de acopio que funcionen sin respetar la normativa vigente y sean fuentes de contaminación”.

La vinculación directa entre traslado en barcos wellboats y las descargas de salmones con aguas contaminadas en centros de acopio, motivó que la Mesa Social de Quellón y Conapach solicitaran al Servicio Nacional de Pesca  la modificación del programa de control de marea roja, estableciendo la prohibición de descarga a centros de acopio en el mar, cuando se detecte en las aguas transportadas por los wellboat existencia de toxinas paralizantes, diarreicas o amnésicas conocidas como marea roja, obligándose a realizar las descargas directamente a planta o a piscinas con sistemas de retención de marea roja.

sernaÉsta solicitud se renovó en la sesión de la comisión de pesca realizada en Puerto Montt el 8 de abril, presidida por el diputado Fidel Espinoza, oportunidad en que Marco Salas, dirigente de Conapach expuso el comportamiento errático de la autoridad en esta materia, ya que desde el año 2010 se estableció en la ley medidas para evitar la propagación de plagas, pero estas se habían postergado en numerosas ocasiones (ver presentación en comisión de pesca).

El 19 de abril se cierran áreas de Calbuco y el miércoles 20 de abril la autoridad sanitaria decretó el cierre preventivo del borde costero oceánico, desde el sur de Chiloé (sector Cucao) hasta el límite con la Región de Los Ríos, por el norte, luego de la constatación de la proliferación de marea roja en todo el litoral de la región.

Conapach, a través de su presidenta llamó a tomar medidas concretas para evitar la propagación de la marea roja, “mientras las autoridades de Salud se ven obligadas a cerrar las áreas de extracción de los artesanales por la presencia de marea roja y ejercer controles a la actividad artesanal, nada se dice respecto de poner límites a la contaminación de los barcos de las salmonicultoras que trasladan aguas contaminadas desde la Región de Aysén”.

“La actividad bentónica involucra 31.000 recolectores de orilla y buzos y alrededor de 1.200 naves inscritas en el Registro Pesquero Artesanal, labores que se ven paralizadas por la marea roja, con el consiguiente perjuicio económico. No obstante, el programa aún sigue siendo de vigilancia y monitoreo y no de control de estas floraciones. Esto es lo que se busca resolver con el nuevo Programa de Control de la Alexandrium catenella que esperamos el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) apruebe antes de que termine el mes de abril”, enfatizó la presidenta de la Conapach, Zoila Bustamante.

Pese a presiones de Salmoneros se modifica programa de control de marea roja

El 26 de abril se dicta la Resolución 3154/16 del Sernapesca establece que este organismo realice el muestreo preventivo de bodegas de todos los wellboats que transportan peces hacia Quellón. “Aquellas embarcaciones en las que los análisis resulten positivos a la presencia de Alexandrium catenella (microalga responsable de la actual proliferación de marea roja), no podrán descargar los peces en los centros de acopio o viveros y por obligación deberán realizarlo directamente en planta”

El 29 de abril y luego de numerosos llamados al Gobierno a atender la crisis producida por la aparición de la marea roja, la presidenta Michelle Bachelet decretó zona de catástrofe el borde costero de la región de Los Lagos, otorgando mayores facultades a las autoridades a cargo de tomar medidas de mitigación para paliar los efectos económicos y sociales en el sector pesquero artesanal y las Comunidades afectadas.

“La billetera fácil del Ministro del Interior” provocó 16 días de movilizaciones en la Región.

protesPese a la dictación del Decreto de Catástrofe, el Gobierno no dimensionó en su totalidad la gravedad de la situación, junto con la investigación de las causas de esta inusitada presencia de marea roja en las costas de la región de Los Lagos, se ofreció un bono de cien mil pesos y una canasta familiar por el gobierno central, que provocó la indignación de las poblaciones afectadas, quedará grabada la frase del Ministro del Interior diciendo que este Gobierno “no era de billetera fácil” a lo que la pesca artesanal respondió con barricadas y movilizaciones en  Quellón y Queilen y la toma del Sernapesca en Puerto Montt por los pescadores de caleta Estaquilla, a lo que siguieron las movilizaciones en Calbuco, Maullín y Ancud que se prolongaron hasta el 18 de mayo con la suscripción de un Acuerdo Regional entre pescadores y Gobierno, junto a compromisos locales suscritos con los alcaldes de cada comuna.

La pesca artesanal bentónica sufrió la paralización total de sus actividades por el florecimiento de la marea roja, incluyendo a los pescadores de las comunas de Puerto Montt y Hualaihue que pese a no tener marea roja en sus costas, han tenido que soportar la nula venta de mariscos ante el temor de la población.

Los pescadores artesanales no solo reaccionaron ante la indolencia del Ministerio del Interior, (Burgos con la billetera y Aleuy descalificando a los pescadores que protestaban) que cifró en 500 los pescadores afectados, sino que además establecieron una coordinación regional para hacer frente a las movilizaciones y canalizar ayudas a los sectores con mayores carencias.

Los dirigentes de Conapach tuvieron un rol activo en la coordinación del movimiento, Marcos Salas y Denise Alvarado en Quellón; Santiago Navarro en Queilen, Simón Díaz en Calbuco, Alfonso Naim en Cucao, Javier Ruiz y Roberto Molina en Maullín, Jaime González del sindicato de los Abandonados de Ancud, Irene Uribe, José Soto y Zoila Bustamante en Estaquilla, Luis Adue y Maite Burgos de San Juan de la Costa, fueron algunos de los dirigentes que estuvieron permanentemente en las barricadas contribuyendo al manejo del conflicto.

Además, se debe destacar el apoyo incondicional de los merluceros que realizaron paros en apoyo a los afectados como Marcos Sánchez en Calbuco y José Alvarado en Hualaihue, asi como la marcha ciudadana organizada por los pescadores de Hualaihue y Puerto Montt, junto a los estudiantes y empleados fiscales que reunieron a cerca de 10.000 personas en una marcha pacífica por la capital regional.

Conapach interpone querella criminal por eventuales delitos asociados al vertimiento de salmones en la costa del pacífico.

IMG-20160517-WA0001Recordemos que a fines de febrero junto con la aparición de la marea roja y las toxinas paralizantes, se produjo la muerte de miles de salmones en la zona norte de las aguas interiores de la región de Los Lagos, en 45 centros de cultivo y cuya disposición se realizó supuestamente a 75 millas de la costa a la altura del canal de Chacao.

Coincidentemente, a dos semanas de dichos vertimientos se produjo por primera vez la proliferación de marea roja en las costas de Cucao, Ancud, Calbuco, Maullín y Los Muermos y que los pescadores e investigadores asocian al vertimiento de salmones posiblemente contaminados con ácido fórmico usado para neutralizar las mortalidades en los centros de cultivo

El 18 de mayo, dirigentes de Conapach interpusieron una querella criminal  en contra de quienes resulten responsables de los delitos de propagación indebida de agentes  contaminantes (Art.291 de Código Penal) y el delito de destrucción de recursos hidrobiológicos (artículo 136 Ley de Pesca) ocurridos en Zona Económica Exclusiva de la región de Los Lagos.

salmonesalmarEl escrito fue presentado en el Juzgado de Garantía de Puerto Montt por los dirigentes Marcos Salas presidente del Sindicato de pescadores artesanales de Quellón, Javier Ruiz, presidente de Algas Chile, Santiago Navarro, pescador artesanal y concejal de Queilen y Zoila Bustamante, entre otros dirigentes.

“Todo lo que se ha dicho por parte del gobierno no es real, en cuanto se dijo que los salmones en descomposición fueron vertidos a 75 millas mar adentro, en tanto se han mostrado imágenes desde un avión de la Armada, de un barco tomado desde distintos ángulos, con la misma matrícula, vertiendo gran cantidad de contaminantes y con la costa de fondo. Cómo se puede explicar algo así, si quienes hemos navegado sabemos que a 75 millas del Faro Corona no se podría ver tierra”, declaró Zoila Bustamante, presidenta de Conapach.

Mientras los dirigentes de Conapach estaban en las barricadas, algunos oportunistas paseaban en el Senado “en representación de los afectados”

foto_0000000120160504230414Con indignación recibieron los pescadores artesanales la noticia que el senador Quinteros realizaba sesión por marea roja recibiendo a un grupo de “representantes del sector artesanal” que nunca aparecieron en las protestas y que además, se prestaron para que el Gobierno intentara dividir el movimiento de pescadores con acuerdos espureos que carecen de valor porque no tienen el respaldo de los afectados.  A diferencia del senador, los diputados Espinoza y Vallespin jugaron un rol activo en “convencer al gobierno” de la gravedad de la crisis, como también en buscar las soluciones ante esta emergencia ambiental.

Quedará en la memoria el acuerdo suscrito con un armador reinetero, no afectado por marea roja y respaldado por los mismos que estaban en el senado y que motivó un endurecimiento de las protestas ya que el Gobierno afirmaba ser un problema del sector bentónico, pero negociaba con personas ajenas al sector bentónico.

No solo hubo acuerdos “truchos”, también quedó la percepción de que al intendente “le daba malos consejos” su asesor pesquero,  al presentarle falsos representantes y descalificar a quienes lideraban las protestas en las distintas comunas movilizadas.

Hackearon la página web de Conapach para desinformar a los pescadores y a la Comunidad.

El 8 de  mayo, seis días después de iniciado el movimiento, nuestra página web fue atacada por ciberpiratas impidiendo informar lo que estaba ocurriendo con el conflicto. Luego de casi dos semanas se logró reponer la pagina, la cual fue objeto de la eliminación de numerosos archivos de nuestra Confederación.

El trabajo de los dirigentes y sus bases rindió sus frutos.

IMG-20160504-WA0001 (1)Al comienzo de las reuniones con el Gobierno para enfrentar la crisis,  éste se negó a discutir otros temas que no fueran el bono, impidiendo la discusión de medidas de reactivación dado que este fenómeno no tiene fecha de término.

Por otro lado, la cobertura inicial del bono solo beneficiaba a pescadores con desembarque de productos afectados por marea roja durante el 2016.

En esta discusión el rol de los parlamentarios Espinoza y Vallespin fueron claves, ya que permitieron  una discusión amplia de los problemas que aquejan al sector bentónico y que  quedaron en evidencia con la aparición de la marea roja, como la alta informalidad de buzos y recolectores de orilla por efecto de la no aplicación de las vacantes y corrimientos de lista de espera que mantiene en la ilegalidad a numerosos pescadores artesanales, además, de la baja investigación de las pesquerías bentónicas y deficiente manejo de estas pesquerías artesanales.

En relación al bono, se logró aumentar la cobertura a través de los siguientes acuerdos:

1.- Incorporar a pescadores con declaraciones años 2014, 2015 y 2016 de recursos afectados por marea roja.

2.- Incorporar a patrones y asistentes buzos que figuren en los zarpes respectivos.

3.- Incorporar a socios de organizaciones titulares de áreas de manejo en zonas afectadas.

4.- Incorporar a quienes declararon recursos afectados con otros no afectados por marea roja (ej. Declaro machas y luga; almejas y pelillo)

5.- Incorporar a quienes siendo o no pescadores artesanales formales, hayan llenado ficha FIBE y se encuentren dentro del 40% de hogares mas vulnerables según Ministerio de Desarrollo Social, lo que permitió incorporar a desconchadores, cargadores,  pescadores no formalizados y pescadores bentónicos sin declaraciones.

En relación a los temas de Fondo del sector Bentónico

Se acordó generar una mesa de trabajo para la regularización de las pesquerías bentónicas y para fortalecer el manejo de estas pesquerías con investigación y nuevas medidas de administración.

Se acordó además,  la pronta presentación del proyecto de ley bentónica para dotar de un estatuto pertinente a este sub sector de la pesca artesanal que tiene el 100% de participación en estas pesquerías, donde no opera el sector industrial.

Se adoptaron medidas de mitigación para suspender caducidades de inscripciones artesanales y ampliar plazos de informes en áreas de manejo, entre otras medidas de urgencia.

Lo bueno, lo Malo y lo Feo

Lo bueno:

  1. Las movilizaciones mostraron la unidad de la pesca artesanal que superó sus diferencias para enfrentar esta crisis ambiental
  2. El Gobierno no sucumbió a las presiones por el uso de la fuerza para destrabar el conflicto y optó por el dialogo como método de resolución del conflicto.
  3. Se logró que el Gobierno conformara un grupo de investigadores para determinar efectos ambientales del vertimiento de miles de toneladas de salmones contaminados en la costa del pacífico.

Lo Malo.

  1. La crisis que generó la marea roja está lejos de terminar y se necesita un plan del Gobierno contundente para enfrentar los próximos meses.
  2. El Gobierno debió incorporar a todas las comunas de la región al decreto de catástrofe, el sector bentónico de Puerto Montt y Hualaihue están igualmente golpeados por esta emergencia ambiental, ya que aunque tengan sus bancos naturales libres de marea roja, se detuvo completamente la comercialización de mariscos y bajo sustantivamente la comercialización de peces.

Lo Feo.

  1. La billetera fácil del ministro Burgos y el oráculo de Aleuy para identificar a los verdaderos afectados en las barricadas.
  2. Los oportunistas de siempre, los que firmaron acuerdos de mentira y que fueron repudiados en las barricadas pero tuvieron gran tribuna en el senado
  3. Parlamentarios regionales ausentes y asesores del intendente con agenda propia.

El Gobierno debe profundizar su evaluación de esta emergencia ambiental y prepararse para los próximos meses en que la paralización de la actividad bentónica someterá a numerosas caletas  y pueblos enteros a la falta de ingresos, trabajo y alimentación básica de la población.

Por su parte, el movimiento de los pescadores se encuentra en diálogos y evaluaciones locales, existe mucha intranquilidad por el futuro inmediato, este invierno se viene crítico para nuestros compañeros, ya que esta debacle recién está mostrando sus efectos.