Corte de Apelaciones de Talca resolverá hoy demanda contra Celulosa Arauco por...

Corte de Apelaciones de Talca resolverá hoy demanda contra Celulosa Arauco por contaminación del río Mataquito en el 2007

108
0
Compartir

Pescadores Artesanales asociados a sindicatos de La Trinchera, Duao y Llico buscarán que se revierta el fallo del juzgado de Licantén, que no dio lugar a la demanda de los pescadores por considerar que no sufrieron daño pese a la gravedad de la contaminación y la muerte masiva de peces y mariscos.

Esta mañana la corte de apelaciones de Talca resolverá sobre demanda de pescadores artesanales asociados a los sindicatos de La trinchera, Duao y Llico, pertenecientes a la región del Maule, en contra de la celulosa Arauco, por la contaminación realizada por su planta Licancel en el año 2007 en el rio Mataquito, que produjo la muerte masiva de peces y mariscos.

Se ha podido establecer que la planta Licancel, ubicada e la comuna de LIcantén, realizó durante el mes de mayo de 2007 una Mantención Programada de la Planta, y que en su puesta en marcha ocurrieron una serie de situaciones imputables a la empresa que determinaron que los riles de la planta, durante varios días, al menos desde el 31 de mayo al 6 de junio se superaran los límites permisibles para los contaminantes asociados a la descarga de residuos industriales líquidos, respecto de los parámetros de sólidos suspendidos y pH, que determinaron riles de alta alcalinidad.

Esta situación  derivada de la propia mantención de la planta y de decisiones absolutamente negligentes como 1.) Producción de celulosa de eucalipto sin blanquear, 2.) Producción de fibra cruda no autorizada, 3.) No utilización de aireadores por consideraciones económicas, que significaban aumentar los niveles de sólidos suspendidos y pH en los riles de la planta; 4.) No consideración del nivel de rebalse que presentaba la laguna de emergencia, que en definitiva, aconsejaban paralizar el funcionamiento de la planta y detener inmediatamente las descargas de riles en el río Mataquito.

Los pescadores lograron la condena del gerente de la planta por el delito de contaminación de las aguas con daño a recursos hidrobiológicos contemplado en el artículo 136 bis de la ley de pesca y la obligación de reparación ambiental del ecosistema dañado, sin embargo, aún después de 10 años el poder judicial no ha dado su última palabra sobre los daños sufridos por los pescadores artesanales.

Recordemos el episodio a través de estos videos: