A una semana de intensas lluvias e inundaciones en el norte: pescadores...

A una semana de intensas lluvias e inundaciones en el norte: pescadores artesanales de Chañaral denuncian abandono

438
0
Compartir
Foto: Diario electrónico www.elregional.cl

Serían cerca de trescientos los pescadores artesanales, recolectores y algueros que se encuentran paralizados en sus faenas debido a la inundación de embarcaciones, motores, bodegas y la caídas de relaves al mar, solicitan ayuda de las autoridades pesqueras a la brevedad. 

Centenares de pescadores artesanales de Chañaral, región de  Atacama, fueron víctimas una vez más de los estragos que trajo consigo el frente de mal tiempo que afectó con lluvias e inundaciones al norte del país, dejando inutilizables bodegas, embarcaciones, motores y caladeros de pesca.

Así lo declaró Rolando López, secretario del Sindicato de Pescadores artesanales de Chañaral, quien además dijo sentirse abandonado por las autoridades, con quienes han sostenido reuniones para buscar soluciones pero donde solo han encontrado negativas.

“Hemos estado reunidos entre los distintos sindicatos afectados y el Seremi de Economía de la región de Atacama y según nos señaló la autoridad, los recursos disponibles están siendo enfocados en las personas que perdieron todo. Lo único que nos ofrecen a los pescadores artesanales son créditos blandos para sobrellevar esta emergencia. Le pedimos víveres y ni siquiera eso nos dieron”,  argumentó el dirigente.

Y agregó, “estamos super afectados, estuvimos casi mendigando una caja con víveres para nuestras familias y no nos dan nada. No podemos salir al mar, nuestros compañeros huireros no pueden salir a recolectar sus productos tampoco, porque está todo con barro y con el pasar de los días las situación se hace más compleja, para nosotros y nuestras familias. No tenemos qué comer, porque nosotros trabajamos el día a día”.

Para López lo más importante sería recuperar la fuente laboral, perjudicada en su mayoría por la bajada del río Salado, que provocó daños principalmente por la inundación de las bodegas,  el casino y los motores de las embarcaciones.

“En general está todo muy dañado y Chañaral partido en tres, ¿cómo va a bajar la gente a buscar pescado como quiere el Seremi de Economía? Necesitamos que se acerque la autoridad pesquera para encontrar una solución al drama que estamos viviendo”, culminó el pescador chañaralino.