martes 21 de octubre de 2014
Noticias (Volver atrás)
miércoles 05 de octubre de 2011, 08:11
El trabajo realizado en la mesa de pesca del Ministerio de economía constituye el inicio de una reforma global a la ley de pesca centrada en la sustentabilidad de los recursos.
La reforma a la ley de pesca del año 2.001 no sólo creó los Límites Máximos de Captura sino que también fraccionó por ley las cuotas de pesca entre los sectores artesanal e industrial, distribución que termina el 31 de diciembre del 2.012 y que significó un congelamiento de la participación de cada sector en las principales pesquerías del país.
 
 A poco mas de un año del término de la llamada ley corta, el ministro de economía convocó a artesanales e industriales a definir de manera directa cambios en el fraccionamiento actual, bajo la condición que de no existir un acuerdo total, se definiría un sistema de acceso industrial basado en la licitación que impediría un aumento en las cuotas para el sector artesanal, sistema que además presiona una  sobreexplotación de los recursos como ha quedado demostrado en las pesquerías licitadas del balacao y el orange roughy en nuestro país.
 
Nuestra organización decidió participar plenamente en la mesa y solicitó se aumentaran a 7 los cupos para nuestra organización con el objeto de equilibrar la representación en la mesa de ambos sectores, demanda que fue aceptada y que significó igualar la representación de ambos sectores en dicha mesa en 14 representantes por sector.
 
Con el objeto de lograr la mayor participación y representatividad en la toma de decisiones se impulsó la generación de instancias macrozonales y regionales, donde participaron dirigentes de base representativos de los pescadores inscritos en las respectivas pesquerías, de tal manera que fueran los pescadores directamente involucrados quienes definieran las condiciones en materia de fraccionamiento, conservación y administración de las pesquerías en el país, participando mas de 300 sindicatos de pescadores en todo el país por medio de sus dirigentes de base y regionales.
 
Los acuerdos en materia de fraccionamiento significaron aumentar sustantivamente las cuotas del sector artesanal en todas las pesquerías compartidas, a modo de ejemplo, en la mesa de la macrozona sur austral, participaron dirigentes representando al 90% de los sindicatos merluceros con una flota de 2.500 embarcaciones de las regiones X, XI y XII del país y que da trabajo a 7.000 pescadores directamente.  Ellos lograron un incremento del 18% al 50% de la cuota de congrio dorado, esto sin duda beneficiará a la flota merlucera y permitirá su diversificación productiva.
 
En la pesquería pelágica participaron dirigentes de los sindicatos y asociaciones gremiales de la V, VIII, XIV y X regiones, de prácticamente el 100% de los pescadores que ejercen esfuerzo en estas pesquerías. Los acuerdos adoptados significaran transformar al sector artesanal en la principal flota pelágica de la zona centro sur en volumen de desembarque con cuotas totales del orden del millón de toneladas superando largamente al sector industrial que no superará las 600 mil toneladas dada la baja del jurel en dicha macrozona.
 
Pero además, pescadores artesanales e industriales han discutido sobre la conservación de los recursos pesqueros, conscientes que en el pasado se establecieron cuotas globales por sobre lo permitido, que explican la sobreexplotación de varias pesquerías nacionales y que obliga a un nuevo diseño para el establecimiento de las cuotas globales en que la opinión científica prevalezca a otros intereses que pongan en riesgo la pesquería.
 
Los compromisos adoptados se pronuncian sobre estas materias, sin duda  acuerdos como el cierre permanente de las cinco millas en la macrozona centro sur (V-X), la protección de los caladeros de la pesca artesanal, el control al descarte y el respeto de las vedas biológicas entre otras medidas de conservación, suscritos en la mesa de merluza común, son un reflejo de los compromisos de largo plazo que ambos sectores han decidido acordar como único medio de dar sustentabilidad a la actividad pesquera en el país.
 
Para nosotros, esto es solo el comienzo de esta reforma legal, en el parlamento debe darse una discusión de fondo respecto a la institucionalidad que el país necesita para asegurar la conservación de los recursos pesqueros, y retribuir a los pescadores artesanales por lo ocurrido en el año 2001 en que desde el Gobierno se impulsó la división del sector para permitir la aprobación de la ley de Limites Máximos de Captura y donde el fraccionamiento fue un reflejo del poco compromiso de los parlamentarios con el sector artesanal y la falta de interés que resulta que la Capital de Chile no tenga mar.
 
La mejor protección para las plantas de proceso que carecen de flota es un sector pesquero artesanal fuerte, con un fraccionamiento mejorado que les de más opciones de obtener la provisión de materia prima, en una eventual licitación, las pequeñas plantas tienen muy pocas opciones frente a las transnacionales noruegas, como Lota Protein, que impulsan este mecanismo de asignación para el sector industrial. 
 
Asimismo, está pendiente la implementación de un royalty a la titularidad de cuotas que permita al Estado participar de las rentas por el uso de estos recursos renovables, cuotas que además, no pueden ser indefinidas, ya que no puede el Estado entregar esta fuente de alimentos al mejor postor y no tener la facultad de recuperarlos cuando el bien común lo requiera.
 
Hemos participado en esta mesa y hemos logrado un aumento en todas las pesquerías compartidas, eso es algo concreto, no hemos recibido presiones y hemos buscado la mayor participación de las organizaciones de base a través de las mesas regionales y macrozonales, lo hemos hecho pensando en el futuro de la pesca artesanal  y con la responsabilidad de quien ha sido reelegida en el último Congreso Nacional de Conapach realizado en noviembre del 2.010 por la mayoría de los pescadores de nuestro país.
 
Zoila Bustamante Cárdenas
Presidenta
CONAPACH


Comentarios:
No hay comentarios para esta noticia aun.
CONAPACH. Montealegre 398, Cerro Alegre, Valparaíso, Región de Valparaíso, Chile.
Teléfono: (56)-(32) 2594546

Acerca de CONAPACH | Contacto | Feed RSS | Agregar a favoritos
Sitio desarrollado por 5150.cl